¿Es seguro enviar a sus hijos a la escuela?

A medida que más padres regresan al trabajo ahora que poco a poco se han relajado las medidas en varias ciudades de diversos países.

Hemos observado que se se han comenzando a abrir algunas tiendas y negocios y se le ha solicitado a las personas que salgan con la protección de un cubrebocas y mantenga una distancia segura aunado al constante lavado de manos y uso de gel antibacterial.

Sin embargo, se viene ahora la difícil decisión de sobre si es seguro que los niños regresen a la escuela el próximo ciclo escolar.

Cuando se implementó el cierre a fines de marzo, las escuelas permanecieron abiertas para los niños vulnerables y los hijos de los trabajadores esenciales.

Esto fue diseñado para asegurar que aquellos que trabajan en la atención médica, el comercio minorista u otras áreas esenciales, puedan continuar haciendo su trabajo sin preocuparse por el cuidado de los niños.

Desde entonces, la orientación de diversos gobiernos ha cambiado.

Otras áreas del sistema escolar se han abierto más ampliamente, incluyendo guarderías, algunos grupos de años en las escuelas primarias y si bien los niños no han regresado a las aulas para cerrar este año escolar, sigue latente la forma en cómo regresarán a clases.

Pero ¿será realmente seguro el regreso a clases?

Riesgo de coronavirus

La noticia tranquilizadora es que para los niños que gozan de buena salud, el coronavirus representa una amenaza muy pequeña.

A pesar de esta tranquilidad, puede ser difícil sacudir la sensación de que enviar a los niños a la escuela podría ponerlos en peligro.

COVID19—Cómo lidiar con el estrés durante COVID-19 - YouTube

Tenemos que recordar que no podemos eliminar completamente el peligro en nuestras vidas, si bien el entorno del hogar parece seguro, debemos recordar que ningún aspecto de la vida está exento de riesgos.

Los niños a menudo son vistos como súper spreaders y estamos acostumbrados a que los niños traigan resfriados o virus estomacales a casa desde la escuela.

Sin embargo, la ciencia actual sugiere que, cuando se trata de coronavirus, no es probable que los niños propaguen la enfermedad tan ampliamente como otras enfermedades.

Sin embargo, se reconoce que el riesgo para la población general y la tasa de infección de los niños que regresan a la escuela aún no está claro.

La evidencia es muy clara de que los niños, especialmente los niños pequeños, están protegidos de los peores efectos de las enfermedades relacionadas con COVID.

La evidencia es mucho menos clara sobre la medida en que los niños pueden transmitir COVID-19 a los hogares y comunidades. No tendremos una respuesta clara a esta pregunta a estas alturas.

Hay señales muy alentadoras de otros países europeos que han comenzado a abrir escuelas, por lo que puede ayudar a la toma de decisiones a los países que estamos actualmente en una fase de apertura.

Por supuesto, el riesgo de coronavirus para un hijo y otros miembros del hogar variará.

Recomendaciones para prevenir contagios del coronavirus chino

Si tu hijo se clasifica como de mayor riesgo debido a un problema de salud subyacente o un miembro de tu familia lo está protegiendo, la decisión no es sencilla.

Un consejo reciente ha declarado que no todos los niños y jóvenes a los que actualmente se les recomienda proteger deben continuar haciéndolo.

A medida que aumenta nuestro conocimiento de los riesgos de COVID-19, los consejos han evolucionado

La mayoría de los niños con afecciones que incluyen asma, diabetes, epilepsia y enfermedad renal no necesitan continuar protegiéndose y pueden, por ejemplo, regresar a la escuela cuando reabre.

Sin embargo, si tu hijo u otro miembro de tu hogar sufre de una condición de salud a largo plazo, o si vive con alguien mayor de 70 años, es sensato buscar el consejo de tu médico de cabecera para ayudarte a decidir si enviar a tu hijo en este momento es lo correcto para ti y tu familia.