Los tamales, un regalo precolombino que seguimos disfrutando

Los tamales son un platillo precolombino único que se cree que se originó en Mesoamérica, la tierra entre el norte y el sur de América.

Resultado de imagen para tamales cdmx

Los tamales mexicanos son quizás la versión más conocida, sin embargo, casi todas las culturas de América Central y del Sur han adoptado el platillo en su propio estilo de cocina.

¿Qué son los tamales?

Los tamales son una comida completa en forma portátil. En la mayoría de las versiones, los tamales están hechos de una mezcla de masa de maíz y relleno, se envuelven en una hoja de plátano o de maíz, y luego se cuecen al vapor.

La masa de maíz se vuelve más firme cuando se cuece al vapor y el tamal se puede desenvolver y comer en cualquier lugar.

La evidencia arqueológica apunta a que los tamales fueron consumidos por las antiguas culturas azteca y maya.

Los primeros tamales eran simples. Se hicieron con frijoles y calabaza y se asaron sobre fuego.

Cuando los europeos trajeron el pollo, cerdo, aceitunas, pasas y otros alimentos al Nuevo Mundo, los tamales se hicieron más elaborados.

Los tamales tienen muchos nombres y variaciones como tamales, tamalitos o pasteles.

Los venezolanos disfrutan de las hallacas, especialmente en navidad. En los Andes, las humitas se hacen con maíz fresco molido, en lugar de la masa de harina habitual o masarepa en algunos lugares que son formas de harina de maíz seca.

Una forma de tamales también se consume en varias islas del Caribe como Cuba, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Curazao y Aruba.

Los tamales también han sido ampliamente adoptados en los Estados Unidos.

A principios del siglo XX, el “pastel de tamal” adaptado a los estadounidenses es lo que se llamaban empanadas de carne y guisos hechos con una corteza de harina de maíz y rellenos de tamales en capas.

La masa para tamales se parece a la de los hot cakes

La masa o masa de harina de maíz se prepara mezclando la harina de maíz seca con un caldo (generalmente es de la carne con la que se hace el relleno), manteca y condimentos hasta que se forme como una masa suave.

La harina de maíz es la más común para hacer tamales (y también se usa para hacer tortillas de maíz).

La harina está hecha de maíz molido que ha sido tratado con cal para remover la piel y los cascos, se convierte en una masa, luego se seca y se muele en una comida fina.

Esta harina de maíz tiene un sabor distintivo, no muy diferente del maíz, ya que se prepara con un proceso similar.

La manteca de cerdo evita que la masa se vuelva demasiado seca y pastosa.

Rellenos de tamal

Los rellenos van desde los simples hasta los elaborados. En algunos países, la masa se rellena con un simple trozo de pollo o cerdo.

La mayoría de los tamales tienen elaborados rellenos de carne sazonados a fuego lento (generalmente pollo o cerdo), a veces con verduras (papas, maíz, chiles o zanahorias), quesos, frutas secas y aceitunas.

Envolver y cocer al vapor los tamales

Los tamales se envuelven con mayor frecuencia en hojas de maíz secas (empapadas en agua para hacerlas flexibles) o en hojas de plátano.

La envoltura no se come, sino que imparte un cierto sabor a los tamales cuando se cuecen al vapor.

Los tamales se cuecen al vapor durante unos 30 minutos, dependiendo de su tamaño o hasta que la masa se endurezca y el relleno se caliente.

Recetas

Aquí viene el arte de cómo hacer tamales y todo depende de las culturas y recetas familiares.

Muchas familias en culturas desde el Norte hasta Sudamérica tienen una preciada receta de su relleno de tamal, preparada por abuelas y transmitida de generación en generación.

De ahí su gran legado.

 

REFERENCIA: YouTube y Animal Gourmet