Cómo aprender efectivamente y prepararte para un examen de ingreso a la universidad

Como profesor de preparatoria, una de las cosas que tenemos como objetivo realizar en este nivel es preparar lo mejor posible a nuestros alumnos para que presenten un buen examen de admisión a la universidad que pretenden ingresar.

Para estas alturas del año, ya pueden obtener herramientas como la guía UNAM, para el EXANI II por parte del CENEVAL o la guía del College Board, así como revisar las diversas convocatorias de diversas instituciones.

Ahora bien, algo con lo que todo profesor se topa durante la impartición de clases es cómo los alumnos aprenden y el tipo de estrategias que utilizan para estudiar (aunque ellos mismos no sepan que están aplicando una estrategia para hacerlo como la UNAM ).

En este sentido, se han hecho varios estudios diferentes para identificar qué estrategias de estudios pueden ser las más efectivas, científicamente hablando.

Por ejemplo los científicos de la Universidad de Kent estudiaron la eficacia de las estrategias de aprendizaje individual y se demostró que los métodos más utilizados son los menos efectivos.

Esto por ende es lamentable y tenemos mucho trabajo por hacer para mejorar estas tendencias.

Por ejemplo encontré que entre las estrategias menos efectiva es la de leer dos veces.

FUENTES: YouTube , UNITIPS y Animal Político 

Esto es, leyendo repetidamente una frase es poco efectivo y tiene sentido, además es también una de las formas más pasivas.

A menudo sucede que una persona lee un párrafo varias veces, pero en realidad solo percibe de qué trata el texto.

La lectura repetida durante un período más prolongado funciona significativamente mejor que la lectura de varias veces consecutivas: vale la pena leer mejor el texto cada uno, pero tres días consecutivos antes de los últimos tres días previos a un examen, por ejemplo.

El resumen escrito por otro lado, es más útil que solo leerlo y subrayarlo, pero tampoco es una forma efectiva.

En particular, no ayuda cuando se aprende para un examen de “opción múltiple”. Para las pruebas con preguntas abiertas, este método es más adecuado podría ser una guía de UNITIPS .

Entre las estrategias un tanto más efectivas te imaginas a ti mismo como profesor frente a tu alumno y se explica la sustancia, lo obligas a volver a involucrar a su mente y redacta el texto con sus propias palabras.

Esta técnica es más efectiva, aunque consume más tiempo.

Incluso el cerebro tiende a ser agotador. Por lo tanto, parece útil intercalar el aprendizaje de otras actividades, tales como el movimiento, el tipo alternativo de estímulos y el método de estudio.

Así como el tiempo de aprendizaje distribuido y la franja de aprendizaje se muestran significativamente más efectivos que el aprendizaje en bloques.

Entre las estrategias mejor identificadas se encuentran las pruebas simuladas.

Probablemente porque requiere la mayor actividad por parte de la prueba del estudiante, es una de las estrategias de aprendizaje más efectivas.

Resultado de imagen para unam examen admisión

Desde este punto de vista no es la experiencia más feliz de las escuelas en general, donde los estudiantes generalmente esperan hasta el examen calendarizado que, aunque con gran esfuerzo aprenden, en su mayoría se olvidan de inmediato de las cosas sustanciales.

Incluso más efectivas que probar las posibilidades son las que tienen preguntas abiertas. Una variante de la autoevaluación debe ser sacar tarjetas (con palabras, datos, etc.).

Así que es importante apoyar a nuestros alumnos a que utilicen mejores estrategias de estudio para que lo aprendido en las aulas sea reforzado y puedan apoyarse en estas prácticas para prepararse ante uno de los exámenes más importantes de su vida: el examen de ingreso a la universidad.