Enojos


Como Carolina odiaba a esa chica, la novia de su amigo, se le hacía la chica más falsa del planeta, además por desgracia se había enterado de muchas cosas de su relación – que no le correspondían- lo que hizo que la imagen de ella fuera aún peor.

A veces iba a la casa, pero no era el mejor evento de su día, le enojaba que ella estuviera ahí, como si nunca hubiera pasado nada, como si toda la mierda que se habían echado durante años se limpiara de la noche a la mañana.

Resultado de imagen para angry people

Carolina no le creía absolutamente nada y peor aún, creía que su amigo era un estúpido por seguir ahí pendiente “¿Tanto miedo tienes a dejarla?” era el único pensamiento que le regresaba a la cabeza constantemente aparte de la pereza que le daba tener una relación como esa.

Ella sabía que no tenía cartas en el asunto y que enojarse por eso era muy similar a enojarse con su propia sombra porque al final del día quien tenía esa relación era él y no ella –por fortuna-.

Hubo ocasiones que Caro se frustraba mucho porque no podía estar en la sala y la verdad es que no tenía ni la mínima intención o interés de convivir con ella, le tenía sin cuidado, lo único que quería era co-existir de forma ´pacífica porque también hay otro lado de la moneda y es que peras o manzanas al parecer era una persona importante para su amigo.

Visita Viaja Compara 

A nadie le gusta que traten mal a alguien que quieren, por más que les caiga mal así que tomaba su distancia de una forma muy hostil.

Ya asistía a terapia psicológica, en alguna sesión salió ese asunto y su psicóloga le mencionó que lo que hiciera él no era de su incumbencia, que se enfocara en su vida, que se trataba de poner límites y no hacerlo personal.

Pensó que era muy buen consejo, trato de seguirlo en la medida de lo posible, una temporada fue muy sencillo ya que su amigo se peleó nuevamente con ella y la bloqueó de todos lados. No tardaron ni dos semanas en volver a hablar…

Carolina seguía pensando que esa relación era muy tóxica y era muy difícil poner esa línea, entre ese enojo injustificado, una noche se puso a pensar, en realidad dio muchas vueltas al asunto antes de dormir pero trato de entender porque le era tan difícil.

Cayó en la cuenta que probablemente le gustaba su amigo y por más cliché que eso sonará eso significaba que ninguna “pareja” iba a ser como él, le frustraba como se volvía a liar con esa chica una y otra vez como si fueran imanes que no importa porque, se atraen.

REFERENCIAS: Psicología y mente, Viaja Compara y YouTube

Ella quería ser esa persona para él pero claramente no lo era y no es que no fuera importante para él, simplemente no de la misma manera. Con la cabeza llena de revelaciones tomó uno de los vuelos volaris que la llevara lejos a un lugar nuevo donde pudiera pensar todo con mayor claridad.

No sabría cuando iba a volver pero si sabía que necesitaba unos días para ella.