¿Qué puedo hacer para ayudar a prevenir las úlceras en los pies?


Para alejarse del fantasma de una úlcera cuando se tiene pie diabético es el hacerse examinar los pies regularmente por un especialista independientemente de una auscultación diaria por nuestra parte.

La mayoría de las personas con diabetes son revisadas al menos una vez al año por un médico y otros profesionales de la salud.

Parte de esta revisión es examinar los pies para detectar problemas, como sensación reducida o mala circulación.

Si se detecta algún problema, generalmente se recomendarán exámenes de los pies más frecuentes.

[Vídeo:YouTube | Fuentes: Degasa y ABC ]

Como regla general, cuanto mejor controlada se encuentre tu diabetes, menos probabilidades tendrás de desarrollar complicaciones como úlceras en los pies.

Además, cuando sea apropiado, el tratamiento de la presión arterial alta (hipertensión), el nivel alto de colesterol y la reducción de cualquier otro factor de riesgo reducirá el riesgo de complicaciones diabéticas.

Cuida tus pies con Degasa 

En particular, si eres fumador se te recomienda encarecidamente que dejes de fumar.

Cuidado de los pies

Las investigaciones han demostrado que las personas con diabetes que cuidan bien sus pies y protegen sus pies de lesiones, tienen menos probabilidades de desarrollar úlceras en los pies.

El buen cuidado de los pies incluye:

  • Mirar cuidadosamente tus pies cada día, incluso entre los dedos de los pies. Si no puedes hacerlo tu mismo, puedes apoyarte de un espejo o pedirle a otra persona que te ayude
  • Mirar es particularmente importante si tiene una sensación reducida en sus pies, ya que puede que no notes nada malo al principio hasta que observes tus pies
  • Si ves algo nuevo como un corte, un moretón, una ampolla, enrojecimiento o sangrado y no sabes qué hacer, consulta a tu médico. También puedes ver a una persona calificada para diagnosticar y tratar trastornos de los pies como un podólogo.
  • No intentes lidiar con los callos, verrugas u otros problemas en los pies por sí mismo. Deben ser tratados por un profesional de la salud como un podólogo. En particular, no utilices productos químicos o emplastos ácidos para eliminar los callos, etc.
  • Usa un aceite o crema humectante para la piel seca para evitar que se agriete. Sin embargo, no debes aplicartela entre los dedos, ya que esto puede hacer que la piel se humedezca demasiado, lo que puede provocar el desarrollo de una infección.
  • Cuidado con el pie de atleta (una infección cutánea). Causa escamas en la piel y grietas entre los dedos, que pueden doler e infectarse. Si tienes pie de atleta, para el pie diabético tratamiento es con una crema antimicótica.
  • Cortar tus uñas siguiendo la forma del extremo de tu dedo del pie. Pero, no cortes los lados de las uñas, ni las corte demasiado cortas, ni uses nada afilado para limpiar los lados de las uñas. Estas cosas pueden causar daños o hacer que la uña desarrolle una uña encarnada. Si no puedes ver correctamente, no intentes cortarte las uñas, ya que puedes cortarte la piel. Deberías pedirle a alguien más que lo haga.
  • Lávate los pies regularmente y sécalos con cuidado, especialmente entre los dedos.
  • No camines descalzo, incluso en casa. Podrías pisar algo y dañar tu piel.
  • Usar calcetines con zapatos u otro calzado. Sin embargo, no uses calcetines demasiado apretados alrededor del tobillo, ya que pueden afectar su circulación.