Beneficios de la salud emocional


En 1990 P. Salovey y J. D. Mayer introducen en el mundo de la psicología el concepto de Inteligencia Emocional. Para 1995 Daniel Goleman nos entrega una serie de definiciones y desarrollo de teorías a través de su Best Seller La Inteligencia Emocional, entre otros libros.

En términos generales, la inteligencia emocional es la capacidad de identificar y administrar tus propias emociones y las emociones de los demás.

[Información extraída desde: YouTube, Vimeo y Raquel Saldarriaga Life Coach  ]

Generalmente se dice que incluye habilidades como el crear una conciencia emocional que es la capacidad de aprovechar las emociones y aplicarlas a tareas como pensar y resolver problemas con la capacidad de manejar las emociones, que incluye regular tus propias emociones y animar o calmar a otras personas.

Cuando leí por primera vez su obra, me trasladó a una dimensión prácticamente desconocida y es ahí en donde comienzas a cuestionarte sobre qué tanta habilidad tenemos para afrontar los problemas sin que estos nos consuman.

De esto se deriva a su vez la salud emocional que consiste en que consigas vivir plenamente.

Sin embargo, la salud emocional requiere trabajo en donde implica atender y afinar pensamientos, sentimientos y conductas que a la larga traen beneficios de crear y mantener el bienestar, lo que por supuesto bien merecen el esfuerzo.

Definir y vivir tu salud emocional conduce a un cambio positivo y al crecimiento personal, a un sano sentido de confianza en sí mismo, a un sentido pacífico de curación y recuperación de los desafíos de salud mental y un sentido de esperanza.

Si uno usa el término salud emocional o salud mental no es importante.

Lo importante es saber qué significa este bienestar para ti y utilizar el conocimiento para moldear tu vida de forma saludable.

Una definición viable de salud emocional como concepto de vida es un estado de bienestar, resistencia y recuperación de los problemas de salud mental y / o el estrés que conduce a una vida que vale la pena vivir.

Algunos consejos para crear tu propia definición de salud emocional y vivirla incluyen:

  • Identificar fortalezas personales, construirlas y vivir de ellas
  • Aprender a ser optimista, viendo de manera realista lo positivo incluso en malas situaciones
  • Desarrollar el coraje para definir y luego vivir, tu vida vale la pena vivirla plenamente
  • Perfeccionando la capacidad de recuperación, la capacidad de aprender y recuperarse de los contratiempos, así como la flexibilidad para enfrentar los desafíos
  • Ver lo bueno en ti mismo y desarrollar un concepto sano y positivo de ti
  • Aprender a construir una red social, aunque sea pequeña
  • Crear un conjunto de habilidades para enfrentar las dificultades de salud mental y el estrés externo
  • Vivir la vida con un sentido de propósito
  • Aprender a darse tiempo para las aficiones y el ocio
  • Honrar tu sentido de la creatividad en tus pasatiempos y tiempo libre

Después de esto, vemos que pude ser todo un reto el aprender a manejar las emociones, es todo un reto que requiere de un buen entrenamiento, un ejercicio constante para poder adquirir estas destrezas que se convierten a la larga en habilidades.

Tu también puedes tener una mejor vida, contacta a Raquel Daldarriaga Life Coach 

De ahí que es un muy buen recurso es el acudir a un especialista para que te ayude a “entrenarte” y sacar lo mejor de ti.